¿Embarazada? Atenta a cómo prevenir y aliviar los Dolores de Espalda.

dolores de espalda durante el embarazo

En este post, vamos a intentar explicar qué factores influyen  para que aparezcan los dolores de espalda durante el embarazo y cómo podemos ayudar a prevenirlos, así que ¡Si estás embarazada, lo primero es darte la enhorabuena!

Lo primero tener en cuenta que es una dolencia muy común durante el embarazo y sobretodo en el tercer trimestre cuando nuestro cuerpo debido al peso del bebe ha modificado drásticamente nuestra postura. Se calcula que aproximadamente el 50% de las embarazadas presentará dolor durante la gestación, normalmente localizado más en la zona lumbar o lumbo-pélvica.

dolores de espalda durante el embarazoEste dolor puede continuar en el postparto, cronificándose y limitando nuestras actividades de la vida diaria y la recuperación física.

Además, existen cada vez más estudios que relacionan el dolor lumbar durante el embarazo con una mayor incidencia (hasta 10 veces más) de sufrir incontinencia urinaria si el dolor de espalda continúa en el posparto.

¡Por todo ello, hay que ponerse manos a la obra e intentar prevenir esta dolencia!

 Si ya la sufres, te aconsejamos acudas a un fisioterapeuta especializado para que te realice una valoración y te aconseje que ejercicios debes comenzar a hacer para atacar el problema.

Principales causas que predisponen a sufrir dolores de espalda durante el embarazo

  • Aumento excesivo de la lordosis fisiológica (hiperlordosis lumbar), lo que provoca una peor distribución de las cargas a través de las articulaciones de la columna vertebral, contractura de la musculatura lumbar que se ve sometida a un gran esfuerzo etc…
  • Aumento excesivo de peso: cuanto mayor es el peso, más alteración postural, más trabajo de la musculatura lumbar, más debilidad abdominal etc…
  • Relajación y distensión de la musculatura abdominal: debido al aumento del tamaño del útero el abdomen se distiende. Si a eso unimos que la musculatura abdominal profunda (músculo transverso del abdomen) no es competente, el vientre cae por encima de la sínfisis púbica, en lo que llamamos abdomen en péndulo.

Puede aparecer durante los esfuerzos, el comienzo de la separación entre los rectos anteriores (en el centro del abdomen vemos que algo se abomba hacia fuera), señal de una posible diástasis de los rectos en el postparto.

Para evitar que ambas cosas sucedan, es esencial aprender a ejercitar la musculatura abdominal profunda (musculo transverso) y ponerlo en práctica durante todo el embarazo.

  • Cambios hormonales: el aumento propio del embarazo, de la hormona relaxina provoca una hipermovilidad y laxitud articular que afecta a las articulaciones sacro ilíacas, a la sacro coccígea y a la sínfisis del pubis.
  • Debilidad de la musculatura glútea: Por la alteración postural los glúteos suelen inhibirse durante el embarazo. Por lo que debemos trabajar para mantener una musculatura glútea con un tono y una fuerza adecuados.

Estos ayudarán a estabilizar la región lumbopélvica, trabajando en equipo con la columna lumbar y el suelo pélvico.

  • Haber padecido con anterioridad algún episodio de dolor lumbar agudo: si ya tenemos antecedentes de dolor lumbar previo al embarazo, nos da pistas de que nuestra columna, pueda tener una cierta predisposición a que durante el embarazo (por todos los puntos anteriormente descritos) pueda sufrir más.
  • Vida sedentaria: a veces por miedo, sobretodo en el primer trimestre, muchas embarazadas paran toda la actividad física que realizaban.

dolores de espalda durante el embarazoSolo en los casos en que la embarazada reciba la prescripción médica de su ginecólogo de permanecer en reposo debe hacerlo, sino se recomienda la práctica regular de actividad física para evitar y aliviar los dolores de espalda durante el embarazo. Nos va a ayudar a tener un mejor control postural, una correcta biomecánica articular y unos músculos tonificados, que se adapten a los cambios propios de la gestación y lleguen al día del parto en las mejores condiciones posibles y menos sensación de fatiga o cansancio.

Después de entender un poco mejor, porque la mujer embarazada es más propensa a padecer dolor lumbar, lo que te aconsejamos es que acudas a un fisioterapeuta especializado en ginecología. Te podrá aconsejar sobre ejercicios específicos para ti y tus cambios corporales y te guiará hacia una preparación al parto completa, que debe incluir: entrenamientos de los músculos del suelo pélvico y preparación del periné para el momento del parto con la enseñanza del masaje perineal o uso de diferentes dispositivos y el trabajo de la musculatura profunda del abdomen.

Desde PHYSICALMED te animamos a que aproveches esta etapa de tu vida para conocer mejor cómo funciona y se va modificando tu cuerpo. Cuídate mucho y acude a los distintos profesionales de la salud y de la actividad física que te guiarán para vivir de manera más saludable y plena tu embarazo. Así evitarás dolores de espalda durante el embarazo.

Puedes consultarnos a través del correo info@physicalmed.es o por teléfono al 917596779.

Nuestra Clínica de Fisioterapia se encuentra en la Calle De José Rizal (antigua calle Algabeño) número 119 de Madrid (zona Arturo Soria – Conde Orgaz – Campo de las Naciones). Estamos para ayudarte.

Esta entrada fue publicada en Noticias, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
22 − 8 =