Fascitis plantar

Fisioterapia para la fascitis plantar

Fisioterapia para la fascitis plantar

La fascitis plantar  es una de las causas más comunes de dolor en el pie, que causa una importante limitación en el paciente. Implica la inflamación de una banda gruesa de tejido que recorre la parte inferior del pie y conecta el hueso del talón con los dedos del pie (fascia plantar) y la fisioterapia para la fascitis plantar puede ser muy beneficiosa.

La fascitis plantar generalmente causa un dolor punzante, especialmente nada más levantarse. A medida que se avanza el día y el paciente se mueve más, el dolor suele disminuir, pero puede regresar después de largos períodos de pie o después de levantarse tras un largo periodo sentado.

La fascitis plantar, suele ser más frecuente en los corredores o en aquellas personas con sobrepeso y las que usan zapatos con un apoyo inadecuado.

Causas y factores de riesgo

Fisioterapia para la fascitis plantarEn circunstancias normales, la fascia plantar actúa como una cuerda que absorbe los golpes y sostiene el arco del pie. Si la tensión del arco se vuelve demasiado grande, pueden surgir pequeños desgarros en la fascia. El estiramiento y el desgarro repetitivo pueden hacer que la fascia se irrite o inflame, aunque en muchos casos de fascitis plantar, la causa no está clara.

Aunque la fascitis plantar puede surgir sin una causa obvia, los factores que pueden aumentar su riesgo de desarrollar fascitis plantar incluyen:

  • La edad: La fascitis plantar es más común entre los 40 y 60 años.
  • Ciertos tipos de ejercicio: Las actividades que causan mucho estrés en el talón y el tejido adherido, como las carreras de larga distancia, las actividades de saltos balísticos, el ballet y la danza aeróbica, pueden contribuir a un inicio más temprano de la fascitis plantar.
  • Mecánica del pie: Tener pies planos, tener un arco alto o incluso tener un patrón anormal de caminar puede afectar la forma en que se distribuye el peso cuando está de pie y agregar más tensión a la fascia plantar.
  • Obesidad: El exceso de peso ejerce una presión adicional sobre la fascia plantar.
  • Ocupaciones que te mantienen en pie: Las personas que pasan la mayor parte de sus horas de trabajo caminando o parados en superficies duras tienen más riesgo de desarrollar fascitis plantar.

Consejos de estilo de vida

Para reducir el dolor de la fascitis plantar hay algunas cosas que se pueden hacer, como, por ejemplo:

  • Mantener un peso saludable. Bajar de peso si tiene sobrepeso u obesidad para minimizar el estrés en la fascia plantar.
  • Zapatos adecuados: Evitar los tacones altos, usar zapatos con tacón bajo o moderado y/o zapatos con buen soporte para el arco y absorción de golpes. No ir descalzo, especialmente en superficies duras.
  • No usar zapatillas deportivas desgastadas: Reemplazar el calzado deportivo viejo antes de que dejen de soportar y amortiguar los pies.
  • Cambia de deporte: Prueba un deporte de bajo impacto en lugar de deportes de alto impacto durante la recuperación.
  • Aplicar hielo sobre el área del dolor durante 15 a 20 minutos tres o cuatro veces al día o después de la actividad física.
  • Estirar la fascia plantar, el tendón de Aquiles y los músculos de la parte posterior de la pierna.

Fisioterapia para la fascitis plantar

Es vital evaluar y corregir a fondo la biomecánica del pie y la pierna para prevenir futuros episodios de fascitis plantar o el desarrollo o la progresión de un espolón en el talón.

Fisioterapia para la fascitis plantarEl  fisioterapeuta puede realizar una evaluación del control del pie y su corrección biomecánica dinámica. Dependiendo de la evaluación clínica específica, el fisioterapeuta puede proporcionar  técnicas de terapia manual, como movilizaciones para aflojar las articulaciones rígidas, masaje o liberación de tejidos blandos, flexibilidad muscular o estiramientos. Aplicar técnicas contra la inflamación o de aumento de vascularización como la radiofrecuencia (Indiba)  etc… También puede prescribir ejercicios de fortalecimiento de pies y extremidades inferiores y, ocasionalmente, férulas nocturnas. En cualquier caso, el tratamiento de la fascitis plantar varía de persona a persona.

Los ejercicios activos de estabilización de pie son una excelente solución a largo plazo para prevenir y controlar la fascitis plantar que el fisioterapeuta puede recomendar.

Fisioterapia para la fascitis plantar en Madrid

En Physicalmed   podemos ayudarte a mejorar tu fascitis plantar. Para resolver dudas no dudes en ponerte contacto con nosotros. Puedes visitar nuestra Clínica de Fisioterapia de Madrid (zona Arturo Soria – Conde Orgaz – Campo de las Naciones). Estamos para ayudarte.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias, Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
20 + 14 =