Plagiocefalia

La Plagiocefalia es una de las patologías más  frecuentes que podemos observar en los más peques, y con las que más dudas venís los padres a la consulta.

¿Qué es? ¿Cómo podemos prevenirla los padres? ¿Qué hace la fisioterapia pediátrica para tratarla?

La plagiocefalia es una deformación del cráneo en crecimiento, que suele desarrollarse en los 6 primeros meses de vida del bebe. Puede producirse  por la presión mecánica de alguna de sus partes  tanto antes, como durante o después del parto.

Los huesos que forman la bóveda y la base craneana del feto, el bebé y el lactante de menos de 3 meses son todavía poco osificados y están separados unos de otros por suturas y fontanelas. Si por alguna causa reciben una presión excesiva o continuada, queda interferido su crecimiento normal y se pueden provocar deformaciones.

Como sabemos la cabeza del recién nacido es muy grande con respecto a su cuerpo, y  el control muscular de la cabeza no se adquiere hasta alrededor de los 3 meses de edad.  Por ello y por no estar bien osificados como hemos dicho antes, son susceptibles de desarrollar una deformidad.

Distinguimos 3 deformidades más comunes:

Plagiocefalia: consiste en un aplanamiento de la parte trasera de la cabeza, generalmente del lado derecho, suele ser más frecuente en niños que en niñas, y puede acompañarse de un desplazamiento del mismo lado de la cabeza hacia adelante.

La frente del lado aplanado puede estar más abombada, el ojo del mismo lado puede estar más abierto y la oreja puede estar más adelantada si se la compara con la del otro lado.

La mayoría de lactantes con plagiocefalia tienen como causa común una tortícolis muscular congénita o la costumbre de dormir habitualmente sobre el mismo lado.

Estudios científicos publicados indican que esta deformidad puede provocar problemas funcionales en el 40% de los afectados y problemas de aprendizaje del habla a los 3 años en el 25% de los afectados.

plagiocefalia

Braquicefalia: consiste en un aplanamiento de toda la parte trasera de la cabeza.

Suele verse en lactantes buenos y tranquilos que duermen siempre de espaldas y mirando al techo.

La cabeza es más corta de lo normal, y para compensar puede ser más ancha vista de frente o más alta de atrás vista de lado.

Los lactantes con braquicefalia tienden a ser hipotónicos y presentar retraso motor.

-Escafocefalia: consiste en una cabeza estrecha, alta y alargada en sentido antero-posterior. Se da con más frecuencia en bebés prematuros y ex-prematuros.

Suelen presentar  problemas evolutivos neurológicos como los bebes prematuros.

Algunas de las causas más comunes:

Por exceso de presión:

-Sobre todo los bebés grandes, poco llorones y dormilones son más propensos ( mismos puntos de apoyo)

-Los primerizos por falta de experiencia de los padres.

– Por tener asociada una tortícolis muscular congénita (TMC)  que afecta a un número altísimo de niños con plagiocefalia. Es preciso detectarla y tratarla lo antes posible.

– Dormir siempre del mismo lado

-Dormir siempre boca arriba: braquicefalia.

-Exceso de horas semisentados en sillita, carrito y hamaquita.

Por la edad gestacional:

-La prematuridad es un factor predisponente en los casos post-natales.

-Los fetos post-maduros presentan más deformidades pre-natales, en general plagiocefalia y braquicefalia (mucho tiempo encajados en la pelvis materna…) 

En cualquier caso, lo más importante es la prevención. Tener una actitud observadora de las posturas y tendencias de nuestro bebe desde el nacimiento.

plagiocefalia

Os aconsejamos a continuación medidas muy sencillas de cambios posturales y estímulos para el bebe:

Medidas posturales:

Dormir boca arriba es uno de los principales factores postnatales que predispone a tener deformidades craneales (plagiocefalia y braquicefalia posicionales), por lo que se recomienda a los padres que combinen ésta posición, con girar hacia el semilado derecho y hacia el semilado izquierdo (1/3 del tiempo en cada posición) desde el nacimiento. De este modo, el recién nacido no puede establecer sus preferencias por una sola posición de la cabeza (posición de confort). Estas medidas de rotación de la posición de la cabeza también deben aplicarse en el caso de que el bebé pase mucho tiempo en una sillita o en el cochecito de paseo.

Si observamos que nuestro hijo tiende a mirar casi siempre hacia el mismo lado de la cuna, ya sea porque la cama de los papas está a ese lado, o porque le gusta observar  algún detalle en particular, es aconsejable que  como en el dibujo, alternemos la posición del bebé dentro de la cuna (por ejemplo cada noche una orientación diferente).

plagiocefaliaEstímulos- actividad física:

Aprovechando los momentos en que el bebe está despierto, lo colocaremos en posición de decúbito prono (boca abajo), puede ser sobre el pecho del padre o de la madre, en la cama o en una superficie cómoda, durante el tiempo de juego vigilado. Cualquier tipo de juego, estímulo o posición donde el bebe se encuentre “boca abajo” será beneficiosa tanto como para prevenir las deformidades craneales como para reforzar la capacidad muscular y sensitiva del bebe. Esta posición  durante el juego no constituye un factor de riesgo para el síndrome de muerte súbita del lactante.

En los primeros meses, desde el nacimiento hasta 2 meses más o menos: Colocamos al bebe “boca abajo” y si aun no puede levantar la cabeza de manera estable, colocamos una toalla enrollada debajo de su pecho. Así le será más fácil explorar su entorno. Una muy buena opción es colocar al bebe en el pecho de uno de los padres, al quedar su cara a pocos centímetros de la del bebe, a este le será más cómodo mirarle ya que los bebes a esta edad tienen la visión adaptada para ver a unos pocos centímetros solamente.

Con estos ejercicios, el bebe desarrollara un mejor control muscular en la parte superior del cuello, siéndole cada vez más fácil mover la cabeza de un lado a otro cuando lo pongamos a dormir.

plagiocefaliaDesde los 3 hasta los 5 meses: A esta edad el bebe se encuentra ya más cómodo boca abajo y puede sostenerse con ayuda de sus propios brazos. Colocaremos juguetes cerca de él y  estimularemos que juegue con ellos, siempre colocando nuestra cara al mismo nivel que la del bebe. El bebe naturalmente buscara contacto visual constante con sus padres.

Uso de algún cojín, específico para esta patología.  Nos va a dar un buen soporte del cráneo del bebé, repartiendo la presión en situaciones en las que el bebé está tumbado durante largo tiempo hasta los 12 meses de edad. El cojín evita que el peso recaiga en la zona aplanada de la cabeza y facilita la recuperación en el caso de que el lactante esté afectado por la plagiocefalia. El objetivo es prevenir las deformidades y es más efectivo usado entre el nacimiento y los 6 meses de edad.

Ejercicios de estiramientos, cadenas musculares y masajes:

En cualquiera de los casos de deformidad pero más aún si la causa de la Plagiocefalia es una contractura muscular (en caso de tortícolis o que el bebe se encaje en el canal pélvico meses antes del parto) se deben realizar ejercicios de estiramientos y cadenas musculares que nos enseñará el fisioterapeuta en la primera consulta.

plagiocefalia

Se realizaran a diario, combinándolo con el masaje corporal que estimula y moviliza todo el cuerpo del bebe, eliminando tensiones musculares

Combinando el tratamiento manual más específico que se hace en la consulta que realiza el fisioterapeuta, con los ejercicios más globales que realizan los padres a diario hay muy buenos resultados si la intervención es precoz.

En Conclusión: ante la menor duda y si observamos que nuestro bebe tiende a girar la cabeza siempre al mismo lado o duerme siempre en la misma posición. Que le cuesta o molesta en exceso el ponerle a “jugar” boca abajo o ya directamente observemos pequeñas deformidades o aplanamientos en su cabecita…debemos acudir al fisioterapeuta.   Ya que el inicio de estos patrones es fácil de corregir con pautas en casa, algún cojín que nos ayude a tener diferentes puntos de apoyo  y el tratamiento manual especializado.

Si dejamos que evolucione en exceso, habrá que recurrir a medidas más agresivas ortopédicas como son los famosos cascos o bandas craneales, siempre acompañado del tratamiento manual por parte del fisioterapeuta para ir normalizando las cadenas musculares y la tensión ejercida por estas ortesis.

En Physicalmed contamos con fisioterapeutas y osteópata especializado en el tratamiento de estas patologías de los más pequeños.  Si quieres consultarnos puedes hacerlo a través del email: info@physicalmed.es o en el teléfono 917596779.

Esta entrada fue publicada en Tratamientos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
23 − 8 =