Codo de tenista o Epicondilitis : Causas y tratamiento

La epicondilitis, comúnmente conocida como codo de tenista es la lesión más común en pacientes que sufren dolor de codo. El dolor causado por la epicondilitis se localiza en la parte exterior del brazo, en la zona de inserción de los extensores de muñeca y dedos. Ocurre cuando existe una sobrecarga, o un esfuerzo, generalmente por movimientos repetitivos de la muñeca y el brazo.

codo de tenista

El dolor del codo de tenista se produce principalmente cuando los tendones de los músculos del antebrazo se unen a un bulto óseo en la parte externa del codo. El dolor también puede diseminarse en el antebrazo y la muñeca.

A pesar de su nombre, codo de tenista, más bien una cuestión comúnmente comentada en los medios de comunicación. Evidentemente, los tenistas no son las únicas personas que pueden desarrollar una epicondilitis. De hecho, el codo de tenista afecta hasta al 3% de la población, (por lo general, adultos entre 30 y 50 años), pero menos del 5% de los casos están relacionados con el tenis (en clínica se suele observar con esta patología a tenistas principiantes, o si han realizado un entrenamiento intenso de tenis practicando el revés).

Causas y factores de riesgo del codo de tenista

codo de tenistaEl codo de tenista resulta de un uso excesivo y una lesión por tensión muscular. La causa es la contracción repetida de los músculos extensores del antebrazo para enderezar y levantar la mano y la muñeca. Los movimientos repetidos y el estrés en el tejido pueden provocar una serie de sobrecargas en los tendones que unen los músculos del antebrazo con la prominencia ósea en la parte externa del codo.

Como su nombre lo indica, jugar tenis, especialmente el uso repetido del golpe de revés con técnica deficiente es una posible causa del codo de tenista. Sin embargo, muchos otros movimientos comunes del brazo pueden causar codo de tenista, como uso de determinadas herramientas, cortar determinados ingredientes de cocina o el uso del ratón del ordenador, entre otros.

Además, existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir epicondilitis. La edad es uno de ellos. Como ya hemos mencionado, esta afección es común en adultos de entre 30 y 50 años.

El tipo de trabajo también influye.  Las personas que tienen trabajos que implican movimientos repetitivos de la muñeca y el brazo tienen más probabilidades de desarrollar codo de tenista.  Fontaneros, pintores, carpinteros, carniceros, cocineros, jardineros y ebanistas son algunas de estas profesiones. Las personas que trabajen durante largas horas ante un ordenador también son propensas a sufrir esta lesión.

Por último, ciertos deportes también pueden ser un factor de riesgo, como los deportes de raqueta. El squash, la esgrima o el levantamiento de pesas también suponen un factor de riesgo.

Tratamiento

La buena noticia sobre el tratamiento es que generalmente, salvo casos crónicos, la epicondilitis con un buen tratamiento de fisioterapia y osteopatía, incluyendo con un período de reposo y se sigan ciertas pautas, como aplicar hielo para la inflamación, suele tener una buena evolución.

codo de tenista

Se recomienda aplicar hielo durante unos 20 aproximadamente, cada 3 a 4 horas durante, poniendo un paño entre el hielo y la piel, para evitar cualquier tipo de quemadura con el hielo.

Tomar antiinflamatorios no esteroideos también ayuda a aliviar el dolor y la hinchazón. Siempre bajo la supervisión y la prescripción de un médico.

La fisioterapia y la osteopatía ayudan a acelerar la curación.  El objetivo de la fisioterapia en el caso de la epicondilitis es primeramente bajar la inflamación tendinosa,  mejorar la flexibilidad y la fuerza de la musculatura. El fisioterapeuta también puede enseñar formas más efectivas de hacer el movimiento para evitar la lesión.

La aplicación, que nosotros en muchos casos aplicamos con buenos resultados, es la combinación  de terapia manual con Tecarterapia – Indiba para mejorar el flujo sanguíneo a los tendones, que no reciben el mismo nivel de suministro de sangre y oxígeno que los músculos normalmente reciben.

En Physicalmed, contamos con fisioterapeutas especializados que pueden ayudarte a tratar el codo de tenista o epicondilitis lateral. Nuestro Centro de Fisioterapia se encuentra en la zona de Arturo Soria – Campo de las Naciones. Para cualquier consulta nos puedes escribir a info@physicalmed.es o llamarnos al 917596779.

 

Publicado en Noticias, Tratamientos | Deja un comentario

Dolor de cadera

Dolor de cadera: causas y tratamiento

El dolor de cadera afecta a muchas personas en un amplio rango de edad. Dolor al caminar, al correr o al sentarse pueden ser indicadores de varias condiciones diferentes de la cadera. La ubicación precisa del dolor de cadera puede proporcionar pistas sobre la causa subyacente de dicho dolor.

Dolor de cadera

Por ejemplo, los problemas dentro de la articulación de la cadera en sí tienden a provocar dolor en el interior de la cadera o la ingle. El dolor de cadera en la parte exterior de la cadera, la parte superior del muslo o la parte externa de las nalgas generalmente es causado por problemas con los músculos, ligamentos, tendones y otros tejidos blandos que rodean la articulación de la cadera.

Causas del dolor de cadera

Dolor de cadera

El dolor de cadera es un síntoma común experimentado por muchas personas. Esta condición puede variar desde una leve molestia hasta un dolor severo que limita las actividades de la vida diaria o la movilidad funcional. El dolor de cadera puede impedir hacer un trabajo normal o realizar actividades recreativas.

Estas son algunas de las condiciones que comúnmente causan dolor en la cadera:

Artritis

La osteoartritis y la artritis reumatoide se encuentran entre las causas más comunes de dolor de cadera, especialmente en adultos mayores. La artritis conduce a la inflamación de la articulación de la cadera y al colapso del cartílago que amortigua los huesos de la cadera. El dolor empeora gradualmente Las personas con artritis también sienten rigidez y tienen un rango de movimiento reducido en la cadera.

Dolor sacroilíaco

La articulación sacroilíaca es la articulación que conecta el sacro y el ilion de la pelvis. Esta articulación suele acumular tensión en adultos jóvenes y es una fuente de artritis en adultos mayores que causa dolor en la parte posterior de la cadera o irradiar hacia el glúteo.

Tensión muscular o tendinosa

Las actividades repetidas pueden ejercer presión sobre los músculos, tendones y ligamentos que sostienen las caderas. Cuando se inflaman debido al uso excesivo, pueden causar dolor e impedir que la cadera funcione normalmente.

Bursitis

Las bursas son sacos de líquido que se encuentran entre los tejidos, como los huesos, los músculos y los tendones. Cuando las bolsas se inflaman, pueden causar dolor. La inflamación de las bursas generalmente se debe a actividades repetitivas que causan exceso de trabajo o irritan la articulación de la cadera.

Tendinitis

Los tendones son bandas gruesas de tejido que unen los huesos a los músculos. Hay muchos tendones ubicados alrededor de la cadera que conectan los músculos a la articulación. La tendinitis es una inflamación o irritación de los tendones. Por lo general, es causada por el estrés repetitivo por el uso excesivo, por compensaciones debidas a desequilibrios musculares o una patología más grave de la articulación de la cadera.

Dolor referido lumbar

Los nervios en la columna lumbar a menudo refieren dolor a las caderas. Con frecuencia, el dolor se refiere a la parte posterior o externa de las caderas.

Síndrome piriform

El piriforme o piramidal es uno de los músculos rotadores de la cadera ubicado en la región de las nalgas. Esta condición ocurre cuando el músculo piriforme irrita el nervio ciático y causa dolor, hormigueo y entumecimiento en las nalgas y en la parte posterior de la pierna.

Desgarro del labrum de la cadera

Este es un desgarro en el anillo de cartílago (llamado labrum) que sigue el borde externo de la cavidad de la articulación de la cadera. Además de amortiguar la articulación de la cadera, el labrum actúa como un “sello de goma o una junta” para ayudar a mantener la bola en la parte superior del fémur de forma segura dentro de la cadera. Los atletas y las personas que realizan movimientos repetitivos de torsión tienen un mayor riesgo de desarrollar este problema.

Cáncer

Los tumores que comienzan en el hueso o que se diseminan hasta el hueso pueden causar dolor en las caderas, así como en otros huesos del cuerpo.

Necrosis avascular (osteonecrosis)

Esta condición ocurre cuando el flujo de sangre al hueso de la cadera se ralentiza y el tejido óseo muere. Aunque puede afectar a otros huesos, la necrosis avascular ocurre más a menudo en la cadera (cabeza femoral).

Fisioterapia para el dolor de cadera

La amplia gama de causas que pueden provocar dolor de cadera justifica que sea necesario   la realización de una valoración y diagnóstico exhaustivo. Una vez conocido el problema que causa el dolor de cadera se puede valorar como tratamiento la fisioterapia.

El fisioterapeuta podrá realizar una evaluación inicial y un examen exhaustivo para decidir cuál debe ser el tratamiento adecuado. El examen puede incluir evaluación de la marcha, palpación, mediciones de fuerza y pruebas de evaluación funcional, así como maniobras específicas realizadas alrededor de la cadera.

En función del origen y/o causa del dolor de cadera, el fisioterapeuta puede recurrir a diferentes terapias, como el frío/calor para tratar la inflamación, ejercicios específicos de movilidad y/o de fuerza, estiramientos y el tratamiento analgésico – antiinflamatorio con radiofrecuencia (Indiba® – Tecar®) entre otras.

Dolor de cadera

En Physicalmed somos contamos con profesionales de amplia preparación y experiencia que pueden ayudarte.  Puedes realizar tus consultas poniéndote en contacto con nosotros o visítanos en nuestra Clínica de Fisioterapia de Madrid (zona Arturo Soria – Conde Orgaz – Campo de las Naciones). Estamos para ayudarte.

 

Publicado en Noticias | Deja un comentario

Cólico del lactante en bebés

cólico del lactanteEl cólico del lactante es un proceso benigno en el cual un bebé tiene paroxismos de llanto inconsolable durante más de tres horas por día, más de tres días por semana, durante más de tres semanas. El cólico del lactante es un problema común y alcanza su punto máximo alrededor de las seis semanas de edad. De hecho, aproximadamente uno de cada cinco bebés desarrolla cólicos en los primeros tres meses de vida.  Los síntomas se resuelven entre los tres y los seis meses de edad, con la maduración de su sistema digestivo. La incidencia es igual entre los sexos, y no hay una correlación con el tipo de alimentación (biberón o lactancia materna), edad gestacional o estado socioeconómico.

La causa del cólico infantil no se conoce con exactitud. Hay numerosas hipótesis, las propuestas incluyen alteraciones en la microflora intestinal, intolerancia a la proteína de la leche de vaca o a la lactosa, inmadurez o inflamación gastrointestinal, disminución de la movilidad de las fascias viscerales, aumento de la secreción de serotonina, técnica de alimentación deficiente (mala succión) y tabaquismo materno o terapia de reemplazo de nicotina, entre otras.

En cualquier caso, el cólico, no es una enfermedad sino un conjunto de síntomas y es un diagnóstico de exclusión después de que una historia detallada y un examen físico hayan descartado otras causas.

Masaje para aliviar el cólico del lactante.

El diagnóstico del cólico del lactante es principalmente clínico y se basa en el examen físico para identificar signos y síntomas.  El tratamiento del cólico infantil consiste en intervenciones de tipo dietético, farmacológico y conductual. Además, el masaje para bebés tiene muchos beneficios. De hecho, en muchos países se recomienda este tipo de intervención. En este sentido, varios estudios informan positivamente sobre el efecto del masaje sobre el dolor, el estrés, la debilidad muscular, el crecimiento infantil y el cólico infantil.

cólico del lactanteEn este sentido, un estudio publicado en el International Journal of Pediatrics informó que la terapia de masaje pediátrico es efectiva en el tratamiento del cólico del lactante. Comparado a otros posibles tratamientos para el cólico, el masaje es un procedimiento seguro y agradable, según los investigadores. Ellos mismos aseguran que el riesgo de los efectos adversos graves es bajo.

Además, otro estudio publicado en el Journal of Developmental and Behavioral Pediatrics apoyó los efectos del masaje en los bebés con cólicos. Los investigadores afirman que la terapia de masaje estimula la secreción de melatonina y los ritmos de actividad de descanso en los recién nacidos a término. En esencia, el masaje ayudó a relajar a los bebés y los ayudó a dormir siguiendo los ritmos circadianos naturales.

¿Qué hacer ante la sospecha de cólico del lactante?

Es el pediatra el profesional que tiene diagnosticar el cólico del lactante y desestimar otras causas que puedan estar detrás del llanto del bebé, así como cualquier otro síntoma que pueda indicar un posible cólico. Que el cólico del lactante sea habitual no implica que los síntomas no puedan deberse a otra causa.

En el caso de que el pediatra diagnostique el cólico es importante seguir sus instrucciones y, antes de aplicar ningún tipo de masaje, solicitar instrucciones sobre cómo hacerlo. En cualquier caso, acudir a un especialista en fisioterapia pediátrica es una opción muy interesante.

cólico del lactante

Los fisioterapeutas aplicamos técnicas manuales, cómo el masaje abdominal o la movilización de fascias y vísceras para mejorar todos los síntomas que acompañan a los cólicos.

Fisioterapia pediátrica para el cólico del lactante

La fisioterapia pediátrica puede ayudar a los bebés que presentan alteraciones digestivas, tales como el temido cólico. Un fisioterapeuta especializado en bebés no solo podrá aliviar de manera puntual los cólicos del bebé, sino que puede enseñar a sus padres a realizar las maniobras precisas de manera adecuada y las posturas de relajación,  dando herramientas de ayuda para los momentos de crisis de llanto.

En Clínica PHYSICALMED somos especialistas en fisioterapia pediátrica.  Puede visitarnos en nuestra Clínica de Fisioterapia de Madrid (zona Arturo Soria – Conde Orgaz – Campo de las Naciones – Canillas – Hortaleza). Nuestro número de teléfono es 917596779. Mail:  info@physicalmed.es

Publicado en Tratamientos | Deja un comentario

Estabilidad Central

Últimamente se está oyendo mucho hablar del core o estabilidad central. Pero ¿qué es el core? ¿Por qué es tan importante, tanto para la vida diaria como para el entrenamiento deportivo y la medicina del deporte? ¿Por qué se habla tanto de entrenamiento del core y menos de trabajo/entrenamiento abdominal?.

Entrenar el core  o la estabilidad central es mucho más que hacer abdominales. CORE es un concepto funcional que se emplea para referirse de forma conjunta a las estructuras musculares y osteoarticulares de la parte central del cuerpo (y no solo a los músculos abdominales). El core incluye los músculos del raquis lumbo-dorsal, la pelvis y las caderas.  En este sentido, el entrenamiento de core es más que un trabajo de fuerza: es sobre todo un trabajo enfocado a la estabilidad.

Actualmente, al hablar de core stability o estabilidad central se está haciendo referencia a la capacidad de las estructuras osteoarticulares y musculares, coordinadas por el sistema de control motor, para mantener o retomar una posición o trayectoria del tronco (incluyendo la musculatura de la cadera), cuando éste es sometido a fuerzas internas o externas.

Core Stability o Estabilidad Central

La columna lumbar humana sin músculos y vísceras se colapsa fácilmente. Para permitir el movimiento, llevar cargas y proteger la médula espinal y las raíces nerviosas se requiere estabilidad. Dicha estabilidad la proporcionan de forma coordinada tres tipos elementos: los activos (por ejemplo, los músculos), los pasivos (por ejemplo, las vértebras de la columna lumbar) y el control (por ejemplo, los sistemas neurológicos).

Existe controversia y cierta confusión sobre la definición del término “estabilidad central” (core stability).  Tradicionalmente, este término se refiere al componente activo del sistema estabilizador que incluye músculos profundos que proporcionan estabilidad segmentaria y/o los músculos superficiales que permiten el movimiento del tronco y también ayuda en la estabilidad en tareas más exigentes físicamente.

El entrenamiento de los músculos profundos por parte los fisioterapeutas especializados en ejercicio terapéutico requieren una evaluación precisa y rigurosa, instrucción sobre el ejercicio y retroalimentación. El entrenamiento de los músculos superficiales, que llevan a cabo profesionales de la salud y el deporte, puede ser igualmente complejo.

Los objetivos de los ejercicios de core stability deben estar orientados a la prevención de lesiones y al incremento de la función de los músculos del tronco,  así como a la mejora del rendimiento deportivo e incluso a la recuperación tras el parto.

Identificación de la disfunción muscular

La estabilidad del núcleo, centro o core es un componente importante de la prevención de lesiones, así como para la mejora del rendimiento deportivo. Dicha estabilidad determina la capacidad del cuerpo para controlar y apoyar dinámicamente la columna vertebral a través de músculos profundos y específicos.

estabilidad central

En este sentido, la evaluación de la función muscular de los músculos profundos es fundamental para proporcionar un tratamiento adecuado, así como para prevenir posibles dolencias. Los fisioterapeutas cuentan con diferentes métodos para realizar esta evaluación de forma precisa. En este sentido, también hay una amplia gama de pruebas para evaluar la disfunción de los músculos superficiales con respecto a la estabilidad del núcleo. En función de los resultados de esas pruebas, el fisioterapeuta diseñará y enseñará al paciente un programa personalizado de ejercicios para mejorar el control motor y la estabilidad del núcleo.

En  nuestra Clínica PHYSICALMED somos especialistas en ejercicio terapéutico.  Puedes realizar tus consultas poniéndote en contacto con nosotros o visítanos en nuestra Clínica de Fisioterapia de Madrid (zona Arturo Soria – Conde Orgaz – Campo de las Naciones). Estamos para ayudarte.

 

Publicado en Noticias, Tratamientos | Deja un comentario

Fisioterapia y parkinson

fisioterapia y parkinson

En nuestra entrada de hoy vamos a hablar sobre la fisioterapia y Parkinson. Como sabéis la enfermedad de Parkinson es un proceso neurodegenerativo de etiología aún desconocida.

Vamos a dar unas pequeñas pinceladas de en qué consiste esta enfermedad y sobretodo de sus síntomas motores, por que es ahí, donde nosotros la fisioterapia y parkinson pueden complementarse para ayudar más a los pacientes.

El párkinson es una enfermedad producida por un proceso neurodegenerativo multisistémico que afecta al sistema nervioso central (deficiencia dopaminérgica asociada a la degeneración de la sustancia negra, que forma parte de los ganglios basales). Esto provoca la aparición de síntomas motores y no motores. Se trata de una enfermedad crónica, incapacitante y afecta de forma diferente a cada persona que la padece. La evolución puede ser muy lenta y progresiva en algunos pacientes y en otros puede evolucionar más rápido.

fisioterapia y parkinson

Donde la fisioterapia puede actuar más es en los síntomas motores de la enfermedad. Los  más frecuentes son: el temblor de reposo, la rigidez, la lentitud de movimientos, bradicinesia e hipocinesia, la inestabilidad postural, alteración de la motricidad fina, pérdida de reflejos posturales, alteración de la marcha y bloqueos… entre otros.  Otras regiones del sistema nervioso y otros neurotransmisores diferentes a la dopamina están también involucrados en la enfermedad, añadiendo los conocidos como síntomas no motores. Pueden aparecer años antes que los síntomas motores, por lo tanto se los conoce como “síntomas premotores”. Los más conocidos son: depresión, apatía, reducción del olfato, estreñimiento y trastorno de conducta del sueño REM (sueños  vívidos).

¿Qué aportamos con fisioterapia y parkinson?

Además del tratamiento farmacológico, es muy importante que el paciente realice de forma regular actividad física y rehabilitación para ir previniendo los síntomas motores antes descritos o si ya están presentes, intentar que evolucionen y afecten a la calidad de vida del paciente de forma más lenta.

Durante las sesiones se realizan estiramientos y ejercicios para luchar contra la rigidez, tanto de las extremidades como del tronco. La rigidez axial lo vemos en muchos de estos pacientes, llegando a afectar su capacidad respiratoria por la pérdida de movilidad del tórax.

Trabajaremos también los cambios de posición (cómo tumbarse, moverse en la cama, sentarse, ponerse de pie etc) para no perder autonomía.

Las reacciones de equilibrio, ya que hemos dicho que los reflejos posturales se ven afectados… Los pacientes tienen menos recursos automáticos para evitar caerse ante situaciones de desequilibrio, por lo que estos ejercicios van a ser fundamentales.

Trabajo postural

Haremos mucho hincapié en la rehabilitación de la marcha.  Trabajando la cadencia de paso, la longitud, el braceo, el paso de obstáculos, la disociación de cinturas que se ve afectada por la rigidez y sobretodo los bloqueos de la marcha. Estos últimos son muy limitantes en los pacientes que aparecen y con la ayuda de pistas visuales, auditivas, ritmos, etc, enseñamos y entrenamos al paciente a poder solventarlos.

A medida que el paciente nos refiere dificultades o vemos que aparecen nuevos síntomas en la consulta,  iremos adaptando las sesiones de fisioterapia e insistiendo en aquello que más limite al paciente en ese momento, con el objetivo de mantener la mayor autonomía posible.

Desde PHYSICALMED animamos a todas las personas afectadas por esta enfermedad a que consulten a un fisioterapeuta especializado en neurología para diseñar un tratamiento personalizado a sus síntomas y situación.

Cuanto antes se empiece a ejercitar y trabajar más fácil será para el paciente poder poner en práctica lo aprendido en el momento que aparezcan las dificultades y pérdida de autonomía.

Consúltanos en info@physicalmed.es o en el teléfono 917596779.

 

Publicado en Noticias, Tratamientos | Deja un comentario