¿Estoy embarazada… debo ir al fisioterapeuta especializado?

¿Qué hacemos en las sesiones de fisioterapia en el EMBARAZO en PHYSICALMED?

Una de las áreas destacadas en Physicalmed es la atención y acompañamiento de la mujer en sus diferentes etapas. Hoy nuestra compañera Pilar Rada, fisioterapeuta y mamá de 2 pequeños nos habla del embarazo.

¿Qué aporta la fisioterapia especializada en el embarazo? ¿Cuándo es adecuado acudir a consulta?  ¿Qué podemos trabajar en las sesiones? Vamos a intentar resolver éstas y muchas otras dudas.

Lo primero, señalar que el embarazo es una etapa importante para la mujer, son 9 meses en los que se producen cambios fisiológicos y emocionales grandes.

Algunos de esos cambios fisiológicos que se van a producir y que pueden interferir en el día a día de las pacientes durante la gestación son:

  • Aumenta la curvatura de la columna vertebral (hiperlordosis) para compensar el aumento de peso y volumen del útero, lo que puede originar la aparición de dolor de espalda.
  • La pelvis aumenta su flexibilidad, gracias a la relaxina, una hormona que aumenta su secreción durante el embarazo, dando inestabilidad (dolor en el pubis o pubalgias, sacroileitis, etc)
  • Aumenta el consumo de oxígeno. El diafragma sube a consecuencia del aumento del tamaño del útero y se suele tener una sensación de falta de aire o dolor costal.
  • Puede aparecer estreñimiento y hemorroides
  • Varices o edemas tanto en piernas cómo en la zona vulvar.

¿En qué me puede ayudar la fisioterapia en el embarazo?

En nuestra clínica de fisioterapia especializada en la fisioterapia en el embarazo, realizamos un acompañamiento y trabajo junto con la mujer, para que pueda disfrutar de este tiempo de autoconocimiento del cuerpo y minimizar las posibles molestias que puedan surgir además de prevenir secuelas de cara al posparto.

Recomendamos acudir a una valoración y primera consulta, si la embarazada se encuentra bien, a partir de la semana 21-22.  Si hubiera antes alguna dolencia a tratar, en el momento de aparición para poder resolverla. En esa sesión de valoración y consulta:

  • explicaremos a la paciente los cambios que ya están ocurriendo en su postura y sistema musculo-esquelético.
  • empezaremos a identificar y conocer nuestra pelvis, nuestro periné, nuestro diafragma y la musculatura abdominal profunda.
  • trabajaremos la postura y daremos pautas para las actividades del día a día (cómo sentarse, levantarse de la cama, cargar peso, ir al baño etc…) para minimizar el riesgo de padecer dolores de espalda o pelvis, problemas de estreñimiento y hemorroides etc..
  • aprender a proteger al periné que empieza a soportar un peso que cada vez será más importante y cómo activar el músculo transverso del abdomen para que nuestra “tripa” en el último trimestre no se “descuelgue” hacia delante con una inactivación la faja abdominal, que puede repercutir en el posparto en una mayor diastasis de los rectos abdominales.
  • Pautaremos ejercicios y actividad física adaptada a la paciente por su condición y práctica previa o durante los meses anteriores y al momento del embarazo en el que se encuentra (estiramientos y ejercicios de flexibilidad, trabajo de fuerza y aeróbico)
fisioterapia en el embarazo
Fisioterapia en el embarazo

Es adecuado hacer un seguimiento cada 2-3 semanas en consulta para las pacientes que van a trabajar en casa o en el gimnasio.  El objetivo es ir corrigiendo y añadiendo ejercicios, resolviendo dudas, aumentar el trabajo postural y de la faja abdominal. Podremos introducir ejercicios con el “tronco” o método 5p y el winner Flow, el fitball etc

Otra opción es apuntarse a una de las clases de ejercicio grupal.  Grupos muy reducidos para poder dar la atención y corrección necesaria, en nuestro caso son tanto online como presencial.

A partir de la semana 31-32 haremos más énfasis en el conocimiento de la pelvis, trabajar su movilidad para que esté libre y preparada para el parto, se darán pautas de manejo de dolor en la dilatación, movimientos y posturas para facilitarla.  Qué podemos hacer para intentar mejorar la colocación de nuestro bebé, lo que facilitará una dilatación más rápida y llevadera para la mamá.

Fisioterapia en el embarazo

Para las pacientes que lo desean a partir de la semana 34-35 se explicará el masaje perineal y se realizará en consulta. Es una herramienta muy buena de autoconocimiento. Tanto en las que afrontan su primer parto, cómo las que ya tienen una cicatriz en el periné anterior por episiotomía o desgarro grado 2-3 (será una zona de tensión en el tejido a trabajar).

Una pregunta muy repetida en la consulta…  ¿el masaje previene la episiotomía? No, la episiotomía está indicada en muy pocos casos, cómo en la sospecha de sufrimiento fetal ya que se tiene “prisa” por sacar al bebé por ejemplo…y también dependerá mucho del equipo médico o matrona que nos atienda el expulsivo.  Si para la paciente es importante, debe preguntar e informarse del índice de episiotomías que se practican en donde va a dar a luz o interesarse por las unidades de parto humanizado.

Como veis es mucho lo que se puede hacer desde la fisioterapia en el embarazo.

Lo que vemos en la práctica clínica es que una embarazada que se ha cuidado, ha dedicado tiempo a preparar su cuerpo, se ha mantenido activa y se ha informado…se recupera mejor y más rápido.

Os animamos a cuidaros durante esta etapa tan única, llena de cambios y que nos dejéis acompañaros.

Comentarios

También te podría interesar